.. Historia de la Planta de la Vainilla ..

Esta es una gran historia muy bonita de cómo nació la planta de la vainilla .. y de que, como un recién nacido, tarda la flor de la vainilla en convertirse en los deliciosos sabores y aromas de México ..

Cuenta la historia que ..

Hubo una vez ..

En la cumbre de la montaña, tiene su templo Tonacayohua, diosa del alimento. Seis mujeres vírgenes consagran su vida al cuidado de la deidad.

El joven príncipe Zkatan-Oxga se ha enamorado de una de ellas, la princesa Lucero del Alba, y aunque sabe que acercarsele puede costarles la vida a ambos, decide raptarla y un día huyen juntos hasta lo más abrupto de la montaña.

No ha pasado mucho tiempo cuando un monstruo emerge de la tierra y los envuelve en oleadas de fuego. Asustados retroceden hasta el camino, donde un grupo de sacerdotes los esperan airados.

Los amantes caen heridos, sus cabezas ruedan.

Meses después, un mensajero llega al templo con sorprendentes noticias: en el lugar mismo en que cayó la sangre de Lucero Alba, ha crecido una planta cuyas aromáticas flores se convierten en vainas y, entradas en sazón, desprenden la fragancia más delicada y exquisita que hay y ha habido en la naturaleza.

Los sacerdotes corren al lugar y ahí mismo declaran planta sagrada a la naciente orquídea.

Desde entonces, la vainilla (oscura sangre de princesa) no faltará nunca en el rito de los adoratorios totonacas.

Como buena princesa, la planta de vainilla crece bajo la protección de otros árboles

Es una orquídea aeróbica y en los meses que tarda en crecer exige cuidados extremos.

Ya adulta hay que esperar hasta el final de la primavera para que florezca.

Cuando las flores aparecen, la mano humana toma una a una las orquídeas y con una herramienta minúscula levanta la lengüeta que separa los órganos y el polen resbala y fecunda.

Vigilamos hasta que cada flor se transforma en una vaina de color verde, delgada y de buen tamaño. A partir de ese momento, el proceso de convertir la vaina tarda más de nueve meses.